FSO SUMMER CAMP 2018, LLEGÓ A SU FIN

Parece mentira, pero ya hemos llegado al final de este gran proyecto educativo de Film Symphony Orchestra, después de todo un año de trabajo. Desde que se anunció el proyecto en diciembre de 2017 hasta el 31 de Junio hemos trabajado con constancia para el desarrollo de este innovador campamento musical. En él, como bien sabéis, a través de la música de cine, nuestros FSO Campers han aprendido y perfeccionado sus conocimientos instrumentales de la mano de los músicos de FSO especializados en pedagogía musical.

Nuestros profes, Alicia, Bauti, Carmen, Juana, Juanjo, Julia, Laura, Luz, Maxi, Mónica, Óscar, Roberto, Rosetta, Sergio y Ximo, han formado un equipo único durante los siete días de cada campamento. Se han volcado en el aprendizaje de sus alumnos y les han ayudado a afrontar nuevos retos musicales mediante grandes obras de la música de cine.

Las bandas sonoras no fueron elegidas al azar. Cada una de ellas trabajaba diferentes aspectos musicales: Frozen trabajaba ritardandos y cambios de tempo; Star Wars los tresillos; Los 7 magníficos los contratiempos, acentuación y articulación; y así con cada una de ellas: Jurassic Park, Coco, Harry Potter e Indiana Jones.

La música de cine es la música sinfónica de nuestro tiempo, además de una herramienta efectiva para acercar el trabajo en orquesta a los estudiantes. FSO Junior, al igual que FSO, ya tiene su propia marca en el bis de los conciertos: si en FSO nuestros fans alucinan con La Cantina de Star Wars, en FSO Junior hemos dejado ojipláticos a los oyentes con la jovial versión de Busca lo más vital, de El Libro de la Selva.

Nuestras actividades temáticas de tiempo libre no solo han sido divertidas, han incrementado la capacidad creativa y la curiosidad de nuestros FSO Campers en otras disciplinas.

También ha sido muy importante una alimentación cuidada y nutritiva con cinco comidas al día. El ritmo de actividad en este campamento ha sido muy activo tanto física como mentalmente y hay que tener reservas calóricas para afrontar bien el día.

Disciplina, respeto, compañerismo, trabajo en equipo y diversión han sido los máximos de esta primera edición de FSO Summer Camp.  Nos vamos con muy buenas sensaciones y con las pilas cargadas para trabajar en la edición 2019.

Queremos seguir creando experiencias únicas. Queremos que FSO Summer Camp continúe siendo el campamento musical del verano.

Nos despedimos por unos días, pero estad muy atentos a nuestras redes y a nuestros conciertos de FSO a partir de Septiembre, en ellos, ¡desvelaremos toda la información de FSO Summer Camp 2019!

GODELLETA DÍA 7: LLEGÓ EL FINAL DE FSO SUMMER CAMP

Después de muchos días de trabajo y de una semana de intensas emociones, FSO Summer Camp llegó a su fin. El día 21 de julio fue muy especial para todos: además de celebrar el cumpleaños de Carlos, nuestro saxofonista gallego, era el día en el que podríamos punto y a parte a una semana fantástica.

Como ya os adelantamos en el post  anterior, el día de clausura iba a ser espectacular.

ENSAYO GENERAL DE FSO JUNIOR

Después de que nuestros peques desayunaran e hicieran su equipaje, en nuestra sala de concierto les estaban esperando sus profesores y músicos de Film Symphony Orchestra para el último ensayo. No sólo vinieron los músicos de FSO, también vino nuestro fotógrafo oficial de gira para inmortalizar los últimos momentos de esta fantástica experiencia.

El ensayo, como no podía ser de otra manera, salió  perfecto y por eso, Bauti nos dejó disfrutar de más tiempo  de piscina del esperado.

ÚLTIMO CHAPUZÓN

Mientras nuestros FSO campers disfrutaban del último baño, nuestros profes estaban ultimando detalles de cara al concierto y la fiesta de despedida.

Por la tarde, después de descansar un rato y ponerse las mejores galas para el concierto, fuimos a la sala para recordar todas las entradas y salidas de escenario ya que nuestros peques no necesitaban tocar más ¡se sabían todo a la perfección!

Cuando salimos de la sala para merendar, las familias estaban llegando a Casa Don Bosco. Una bienvenida con abrazos y fuertes besos, pero de corta duración, y es que nuestros  FSO campers querían apurar las últimas horas entre ellos. No se iban a ver más ¡hasta el FSO Summer Camp 2019!

LLEGÓ EL CONCIERTO FINAL

Constantino Martínez-Orts abrió  la ceremonia compartiendo con los asistentes su pasión por la música y su motivación por incluir la música de cine en la educación.

El preludio musical que precedió a FSO Junior, estuvo protagonizado por los 7 magníficos pianistas capitaneados por Bauti. Interpretaron tres bandas sonoras de películas muy dispares: La Bella y la Bestia, Juego de Tronos y Cabaret.

Tomaron el relevo los instrumentistas de viento junto a sus profes y, en versión de cámara, interpretaron Titanic y El señor de los anillos. Salió  todo tan bien que las familias estaban eufóricas y emocionadas.

Tras un breve descanso, la orquesta tomó posesión del escenario. FSO campers y profesores, con sonrisas y complicidad, interpretaron siete bandas sonoras de forma magistral. ¡Todo un éxito! Las lágrimas empezaban a caer entre público y músicos. Nuestros peques disfrutaron del concierto Y lo más importante, hicieron disfrutar a todos los oyentes. Tanto es así que querían una más y FSO Junior interpretó su particular bis, “Busca lo más vital” del Libro de la Selva.

Tras la entrega de diplomas nuestras FSO campers mayores, tenían preparado un emotivo discurso de agradecimiento a todos los involucrados en FSO Summer Camp. Cerramos la velada musical entre lágrimas y abrazos y nos fuimos a la merienda para charlar con familias y disfrutar de los últimos momentos juntos.

Estamos muy contentos de lo que hemos conseguido en estas semanas y ha sido gracias a la pasión por la música de cine y la educación.

Nos quedamos con ganas de más. Por ello nos pondremos a preparar el FSO Summer Camp 2019 enseguida.

¡Nos vemos pronto FSO campers!

 

GODELLETA 6: PREPARANDO LA FIESTA FINAL

Parece mentira pero ya hemos llegado a la rectal final de FSO Summer Camp. Nuestros FSO campers tienen las emociones a flor de piel y es que, ¡no quieren que llegue el momento de las despedidas!

Por la mañana, como estaba nublado durante las primeras horas, los vientos salieron a dar clase al aire libre. A las cuerdas y a la percu les dio pelusilla y, después del almuerzo de media mañana, salieron todos juntos en grupo para disfrutar de la naturaleza y la música. Los pobres pianistas se quedaron dentro de la Casa Don Bosco; lo tenían más complicado para mover los pianos.

Los peques, tras las clases, pidieron aquagym a gritos, y a última hora de la mañana, Carles e Isa prepararon una nueva y divertida clase de gimnasia acuática. Mientras tanto, en nuestra sala de concierto, se dejaba todo a punto para el concierto del día 21 de julio.

ULTIMANDO LOS DETALLES DEL GRAN CONCIERTO DE CLAUSURA

Por la tarde, tuvimos el último ensayo orquestal con Bauti y los profes de FSO. Repasamos todas las piezas y, una vez más, nuestros FSO campers demostraron su buen hacer musical en un ensayo magnífico. Los peques, están emocionados porque en el ensayo matutino del sábado compartirán escenario con más músicos de ¡Film Symphony Orchestra!

Después de la merienda, comenzó el taller de manualidades para decorar los escenarios donde tendrá lugar la fiesta de clausura del sábado. Como verdaderos artistas, dibujaron y pintaron, de manera muy original, los nombres de todos y cada uno de los miembros de la familia FSO Summer Camp. Mientras ellos ultimaban los detalles decorativos, nuestros profes se daban un merecido remojón en la piscina.

LA NOCHE DE LOS OSCARS

Por la noche, tras las llamadas telefónicas a sus familiares, nuestros FSO Campers, tenían preparada “La noche de los Oscars”. Una divertida entrega de premios preparada por los monitores, donde todos los presentes recibieron un diploma con menciones personalizadas destacando las virtudes y mejores momentos en FSO Summer Camp. Y como en toda gran fiesta, no podría acabar sin una pista de baile donde sonaron grandes éxitos del pop y la música disco que nos hicieron mover las caderas desinhibidamente.

Hoy sí que han acabado muertos. Mañana tienen un ratito más de cama, y es que para el gran día deben estar descansados. ¡Va a ser muy emocionante!

GODELLETA DÍA 5: UN CAMPUS DE ESTRELLAS

Ultimando detalles para el gran concierto

Nuestros FSO Campers apuran los últimos días en FSO Summer Camp. Tan sólo quedan dos días para el concierto final y la despedida y cierre de este campus estelar. Nuestros aplicados FSO Campers, con todo el trabajo que están haciendo, se están convirtiendo en auténticas estrellas del firmamento. 

Durante la mañana, en las clases de instrumento, hemos trabajado las últimas obras del repertorio para tenerlo a punto en los últimos ensayos orquestales. Ya han cogido la costumbre de juntarse a media mañana con los compañeros de familia de instrumento para hacer seccionales. De eso se trata, de hacer trabajo en equipo, escuchándose unos a otros y disfrutar de la música juntos.

Chapuzones para despejar la mente y combatir el calor

Para las actividades de la mañana, Carles e Isa han preparado nuevas actividades acuáticas, y es que el calor no se podía aguantar. Para rematar, como siempre antes de la comida, unos baños en la piscina y una lucha de torres humanas. Los FSO Campers son músicos de altos vuelos y ¡no le tienen miedo a las alturas!

En la comida, los peques se han llevado una grata sorpresa al ver aparecer a Constantino Martínez- Orts. Entusiasmados, se han puesto todos en pie para darle una ovación y una calurosa bienvenida.

En el ensayo de la tarde, a pesar del calor, nuestros peques han aguantado como campeones trabajando y repasando todo el repertorio de concierto. A expensas de las últimas pinceladas en los últimos ensayos, ya está todo listo para mostrar a las familias su trabajo en el concierto de clausura.

Por la tarde, antes de la piscina, han tenido una mini sesión de fotos, la cual podréis ver próximamente en nuestras redes. Tras la sesión, como el calor sofocante no cesaba, nos hemos vuelto a ir directamente al agua para disfrutar en la piscina.

Una velada astronómica

Por la noche, tocaba una velada relajante llamada “La estrella de la muerte“. ¡Que no os asuste el nombre! Ya os avisamos antes que el día de hoy era estelar. Los FSO Campers se han sentado al aire libre y han podido disfrutar de un visionado de estrellas dejando aflorar sus emociones con un ejercicio de relajación guiada por los monitores. Al finalizar: abrazos, sonrisas y lágrimas anticipaban los momentos de despedida de FSO Summer Camp, y como muchos de nuestros FSO Campers dicen, “no quieren marcharse de esta experiencia de película”.

Mañana, más y mejor. Debemos dejar todo listo para recibir a las familias.

GODELLETA DÍA 4: FSO CAMPERS DE CELEBRACIÓN

Un día muy especial en Godelleta

Este día comenzó de manera especial. A las ocho de la mañana, las trompetas de FSO Summer Camp tocaron diana para despertar a Miguel – violín-, y es que ¡cumplía 10 años!

Todos sus compañeros le cantaron al unísono cumpleaños feliz, pero las sorpresas no acabarían ahí: después del ejercicio físico matutino, Miguel se encontró en el desayuno todo el comedor adornado con globos que los profesores de FSO Summer Camp prepararon la noche anterior. Todos bailamos y cantamos con alegría y después de desayunar, comenzó la rutina del campamento.

Los FSO Campers aventureros no paran ni un minuto

Casa Don Bosco se convirtió en el Salvaje Oeste. No podía ser de otra manera, durante la mañana tocaba estudiar la partitura de Los 7 Magníficos y también Indiana Jones. Nuestros FSO Campers aún retenían el espíritu aventurero del día anterior y por ello se enfrentaron mejor al estudio de las piezas.

Como ya es habitual, a partir del mediodía y después de las clases de instrumento, era tiempo de piscina. Carles e Isa habían preparado una clase de Aquagym para ejercitar el cuerpo. Mens sana in corpore sano.

El ensayo de la tarde, precedido de tiempo de ensayo conjunto y autónomo, fue de maravilla. A Bauti, nuestro director, le dio tiempo a trabajar no solo lo programado para la tarde, sino que también repasó las tres obras que vimos en la tarde anterior. ¡Esto marcha de maravilla!

Actividades artísticas para reforzar el trabajo en equipo

Después de la merienda, nuestros campers volvieron a dar rienda suelta a su creatividad artística. Esta vez no fue de forma individual. Se trabajó en equipo, al igual que hacen en la orquesta. Crearon un dinosaurio fantástico. Cada grupo dibujaba y daba color a una parte de la criatura. El resultado ha sido ¡increíble!

Llegó la hora de la cena, y tras disfrutar de la rica comida que prepara Zoraya en Casa Don Bosco, las luces del comedor se apagaron y apareció una tarta y es que un cumpleaños no puede terminar sin soplar las velas y pedir un gran deseo. Así lo hizo Miguel, con entusiasmo e ilusión.

Como la tarde estaba inspirada en el Jurásico, por la noche, los monitores tenían preparada la gymkana sobre la evolución animal de la era primaria: desde que el primer ser vivo sale del agua y pisa la tierra hasta la extinción de los dinosaurios, que como bien han aprendido nuestros campers, se extinguieron por una fuerte lluvia de meteoritos. Nuestros FSO Campers han cooperado para conseguir resolver este juego de pistas. Brilla el buen compañerismo que hay entre ellos.  

Otro día más que caen rendidos a la cama, y es que ¡aún queda mucho trabajo por hacer en estos últimos días!

GODELLETA DÍA 3: FSO CAMPERS AVENTUREROS

Solo es nuestro tercer día en FSO Summer Camp y nos hemos convertido en una gran familia. Parece que nos conocemos de toda la vida. La razón, no es otra que ¡la música!

Un campamento lleno de música

En este segundo día de clases, nuestros FSO Campers junto a sus profesores, han seguido trabajando en detalle las partituras de FSO Junior. Su propósito es disfrutar al máximo del primer ensayo de orquesta programado para la tarde. Por los pasillos de la primera planta de Casa Don Bosco se mezclaban las melodías de Frozen, Harry Potter, Indiana Jones, Los 7 magníficos… ¡menudo programa de concierto estamos preparando, toda una aventura musical!

Antes del chapuzón mañanero, Carles e Isa tenían preparadas unas divertidas aventuras acuáticas, en las que nuestros FSO Campers demostraban sus habilidades motrices con difíciles pruebas donde pasaban el agua de vaso a vaso, sin usar las extremidades y manteniendo el equilibrio. Acabaron tan empapados ¡qué directamente fueron a la piscina! Un baño merecido después de una mañana productiva.

Como ya os comentábamos, hoy era el primer día de ensayo orquestal. Estaban tan emocionados que, en la hora de la siesta, han decidido irse a ensayar todos juntos para poner en práctica todas las directrices que los profes les han dado en las clases de la mañana.

Un ensayo de cine

A las cuatro, comenzaba el ensayo. Bauti, muy perspicaz, comenzó el ensayo ¡sin afinar! Nuestros campers estaban extrañados, ya que la afinación es uno de los primeros rituales que hay en la orquesta sinfónica. Después de una primera lectura de Remember me, recordamos entre todos como afinaba la orquesta. Iago, nuestro concertino, hizo a la perfección su trabajo de líder y el equipo respondió notablemente. Trabajamos detalles de Coco, Frozen y Harry Potter. Nuestros FSO Campers, habían estudiado tanto, que el director nos sacó del ensayo antes de lo previsto.

Después de una rica merienda, los peques tenían unas ganas locas de piscina, y es que el agua refresca la mente. Tras el gran trabajo realizado en conjunto, necesitaban tirarse a bomba para oxigenarse. Antes del baño volvió la magia a FSO Summer Camp. Los monitores tenían preparada la Clase de Magia para Muggles. Nuestros FSO Campers experimentaban con la solidificación de la materia. Utilizando elementos tan simples como la harina y el agua. Quien consiguiera crear una esfera que aguantara sólida 20 segundos, recibiría un premio. No era sencilla tarea, y aunque las figuras eran más ovoidales que esféricas, algunos superaron con éxito el reto.

¡Vaya noche de aventuras!

Por la noche, después de la cena, los ayudantes de Indiana Jones llegaron a Casa Don Bosco para guiar a nuestros FSO Campers en la búsqueda de un pergamino secreto e histórico. Esta gymkana que prepararon los monitores ambientada en la película de Indiana Jones y en busca del arca perdida, estuvo llena de aventuras y Maxi, uno de los que primero encontró el pergamino, se sorprendió no encontrarlo escrito en latín pero sí en castellano. Después de resolver el misterio, durmieron plácidamente y expectantes por su recompensa del día siguiente: un goloso premio por superar el día de aventuras.

 

GODELLETA DÍA 2. ¡COMIENZA LA MAGIA!

Los nervios no nos dejan dormir

Como era previsible, nuestros FSO Campers lo dieron todo en su primera noche en FSO Summer Camp. Los nervios acumulados no les permitieron conciliar el sueño al acabar la velada nocturna del primer día. Además, tenían tantas ganas por empezar sus clases de música, que muchos de ellos madrugaron tanto que despertaron a todos los compañeros y ¡hasta a los profesores!

A las nueve menos veinte ya estaban despertando el cuerpo al aire libre con Carles e Isa y es que, en FSO Summer Camp somos conscientes de lo beneficioso que es el ejercicio físico. A primera hora de la mañana, nuestras conexiones neuronales despiertan para que nuestro aprendizaje sea más productivo.  

¡Nos visita la tele!

A las diez, comenzaron las clases y hoy, nuestros profesores y FSO Campers han tenido que hacer trabajo en tiempo récord. Teníamos que estar prevenidos para la visita de À punt Valencia, que retransmitió en directo la experiencia FSO Summer Camp en el programa El Matí À punt.

Se nota que los chicos y chicas tenían ganas de empezar a disfrutar de la música, porque han hecho un trabajo magistral. En tan solo una hora y media de clase, han trabajado una de las obras del programa en un seccional por familias de instrumentos para que todo quedara a pedir de boca para la televisión.

La magia invade el FSO Summer Camp

Como no podía ser de otra manera, llegó su merecido descanso, y en el tiempo de piscina de antes de comer, los monitores tenían preparada una adaptación de Quidditch. Esta vez las Nimbus 2000 de Gryffindor y Slytherin no volaban, ¡navegaban! El partido era acuático, con el calor que hacía, no podíamos desaprovechar nuestra piscina de agua salada.

Después de comer, muchos FSO Campers querían practicar con su instrumento, pero tras una noche tan movida lo mejor era descansar. Aún quedaban 2 horas y media de clase por la tarde y teníamos que estar frescos para dar todas las notas. La cuerda se juntó a media tarde para poner en común su trabajo y los instrumentistas de viento, como se lo sabían tan bien, se unieron a la percusión en nuestra sala de concierto. La verdad, es que todo fue de maravilla.

Por la tarde antes de ir a la piscina, dieron rienda suelta a su creatividad fabricando sus propias varitas mágicas. Quedaron todas muy chulas: coloridas, recargadas de ornamentos, sencillas… nuestros FSO Campers ¡son unos artistas!

El día se pasa volando en Godelleta

Después de un remojón y una sabrosa tortilla de patatas que prepararon las grandes cocineras de Casa Don Bosco, nuestros peques hablaron con sus familias. Lunes, miércoles y viernes son los días de contarles lo bien que se lo están pasando en FSO Summer Camp.

En la velada nocturna, los monitores habían preparado un Atrapa la Bandera en el que magos jugaban contra desertores. Ganó el equipo de los magos, aunque según nos han chivado, con un poco de trampas.

Después de este día, normal que cayeran rendidos a la cama. Ha sido un gran comienzo 🙂

GODELLETA DÍA 1: ¡Estrenamos Summer Camp valenciano!

Empieza el FSO Summer Camp de Godelleta

¡Comenzamos la edición valenciana del FSO Summer Camp llenos de energía! Durante el día, nuestros profes fueron llegando poco a poco a las instalaciones de nuestro campus en Casa Don Bosco. Impacientes esperaban a las 17 horas para recibir a los campers de esta semana.

Diez minutos antes de que el reloj marcara las cinco, las familias charlaban animadas en la entrada de la casa, así no solo se conocían entre ellos, sino que, además, nuestros campers tenían su primer contacto. Juana García, nuestra coordinadora del campus, bajó a darles una calurosa bienvenida para invitarles a subir a la sala de conferencias. Allí, Constantino Martínez- Orts y todo el equipo de profesores y monitores, estaban preparados para la presentación.

Conocemos el espacio de Godelleta

Después de soltar el equipaje, teníamos preparada una visita guiada por la finca: piscina, sala de juegos, praderas, pistas deportivas, aulas de instrumento, y una acogedora nave en la que está montada la orquesta. Cuando llegamos allí, nuestros campers tomaron posesión de sus asientos para recibir sus obsequios de FSO Summer Camp: gorra, camiseta, mochila y libreta de papel pautado.

Después de la ya tradicional foto de familia, llegó el turno de las emotivas despedidas. Abrazos, besos, recomendaciones y es que ¡serán 7 días donde grandes y pequeños estarán lejos de casa! Aunque… no parecen haberse quedado muy a disgusto, ¡no hay nada más que verlos!

Empezamos el día fresquitos en la piscina

Tras una dinámica de grupo con Carles e Isa, en la que nuestros campers se han conocido un poco más, profes y alumnos, nos hemos metido a la piscina para refrescarnos. Estamos tan inmersos en el espíritu de Film Symphony Orchestra que, el conocido juego 1X2, ha pasado a llamarse ¡FSO!

Una ducha, una rica cena y ¡primera velada nocturna! Por equipos, en los que se han colado nuestros profes, los campers han pasado un difícil Quiz de ingeniosas preguntas a las que todos han respondido con mucho desparpajo. Después, dio comienzo la serie de los retos: primero pusimos a prueba nuestra voz y memoria. En el segundo reto, pusimos a prueba nuestra motricidad y habilidad, escribiendo los nombres de todos los componentes del equipo ¡con el pie!, y, por último, pusimos a prueba la creatividad con los pintacaras dejando a los campers voluntarios ¡la mar de guapos!

Para ser un primer día, no está nada mal ¿no?. Mañana más y mejor. Están todos impacientes ¡por dar sus primeras notas musicales!

¡VUELVE FSO SUMMER CAMP!

¡Solo queda un día y medio para volver a vivir la experiencia FSO Summer Camp!

Los nervios se han vuelto a apoderar de nosotros en estos días previos, y es que, después del buen sabor de boca que nos dejó la semana de FSO Summer Camp Riaza, seguimos trabajando con mimo para que todo salga aún mejor en la edición valenciana.

Hemos vuelto a ponernos manos a la obra para terminar con los últimos detalles y que esté todo a punto para el domingo día 15 de julio. Esta semana, nos mudamos de campus: desarrollaremos el campamento en Casa Don Bosco, en Godelleta, a escasos kilómetros de Valencia.

Amplias zonas verdes, pobladas por diferentes árboles frutales, rodean un espacio único, en el que están ubicadas las aulas de música de nuestros FSO Campers. Además, en Casa Don Bosco, contamos con diversos espacios en los que desarrollar las actividades de ocio y tiempo libre. Como el clima será más caluroso que en Riaza, tendremos piscina por la mañana y por la tarde.

Carles e Isa, vuelven a ser nuestros monitores de tiempo libre y también han estado trabajando para readaptar algunas de las actividades a este maravilloso espacio.

Además, para los tiempos de descanso, a parte de las recomendadas siestas, podremos echar alguna partida al futbolín, quién sabe, ¿quizás hagamos un torneo entre profes y campers?

Estamos impacientes por que lleguen las cinco de la tarde del domingo para recibir a las familias y a los peques. Ya sabéis que os mantendremos informados durante toda la semana. Diariamente actualizaremos este blog y nuestro facebook para que no os perdáis nada del FSO Summer Camp

 

¡Hasta el lunes!

RIAZA DÍA 7: UN FINAL DE PELÍCULA

El gran día ya está aquí

Llegó el gran día: nuestros FSO campers clausuran por todo lo alto y con la mejor música de cine, el FSO Summer Camp.

El día amaneció soleado y tras un fuerte desayuno, muy necesario para afrontar un gran día, los FSO Campers hicieron sus equipajes dejando a mano su vestuario de concierto. Para ellos hoy era un día muy especial, además de compartir escenario con sus profes, lo iban a compartir con músicos de Film Symphony Orchestra, y aún más importante, lo compartirían con el mejor público posible, ¡sus familias!

Preparando todo para el gran concierto

A las 11:30 estábamos todos sentados en la nave para comenzar el ensayo general. Hemos trabajado tan bien durante la semana, que Bauti no necesitó ensayar nada en detalle. Repasamos todas las obras y recordamos puntos importantes y es que ¡todo sonaba de maravilla!

A pesar de que a la hora de la siesta nuestros FSO Campers tenían que descansar y ponerse sus mejores galas para el concierto, buscaron un ratito para repasar los pasajes complicados de las partituras. Han sido responsables hasta el último momento.

Llegan los invitados a Riaza y comienzan los nervios

A las 18.30 comenzaron a llegar nuestros invitados estrella, las familias. La Casona del Prado preparó una estupenda merienda para llenar el estómago y compartir impresiones con familias, equipo, profesores y monitores. En 7 días nos hemos convertido en una gran familia, tanto es así que los invitados estaban sorprendidos del ambiente que se había conseguido crear en tan pocos días.

¡Empieza el espectáculo!

A las 19.30 todos nuestros invitados tomaron asiento en nuestro peculiar auditorio. Tras la presentación de Constantino Martinez-Orts y nuestra  coordinadora Juana García López, se inició la primera parte del concierto, en la cual disfrutamos de las intervenciones pianísticas de Víctor, Rodri y Guille y Rodrigo. Después, el público quedó  boquiabierto con las intervenciones camerísticas. Los FSO Campers hicieron gala del buen resultado del trabajo autónomo que realizaron durante la semana.

Después de una breve pausa, comenzó el concierto de la orquesta. Bauti explicó a las familias cuál era el trabajo específico en cada una de las obras. Los peques hicieron un concierto magistral. En el escenario había una complicidad mágica, salió tan bien que no nos pudimos resistir a tocar un bis, ¡cantando y todo!

 ¡Esperamos volver a veros pronto!

Abrazos y lágrimas en la entrega de diplomas, parecía mentira que FSO Summer Camp hubiese llegado a su fin. Profes y campers tienen ganas de que llegue la edición 2019, pero antes de ponernos a trabajar en ella, afrontaremos con las mismas ganas e ilusión la semana de FSO Summer Camp en Godelleta.

Amistad, diversión, respeto y mucha, mucha música. Eso ha sido ¡FSO Summer Camp Riaza!