Campamentos: conciliación, aprendizaje y diversión

El verano es muy largo, sobre todo para los niños y jóvenes, aunque normalmente se les hace mucho más corto que a los padres. Y es que los padres no tienen dos meses de vacaciones y esto muchas veces les pone en jaque.

Para ayudar en la conciliación y evitar que los pequeños no disfruten de sus vacaciones han surgido los campamentos.

Los hay de todo tipo, pero lo mejor para los más pequeños es optar por un cambio de rutina, pero sin centrarse solo en el juego.

Las vacaciones son el momento perfecto para que los niños desarrollen habilidades distintas pero sobre todo para que se diviertan. Y eso es lo que pretende FSO Summer Camp, ser un campamento en el que los niños y jóvenes pasen varios días rodeados de naturaleza, con actividades, juegos y diversión, pero siempre con un componente de educación, en este caso musical.

Lo mejor de educar a través de la música es la diversión que la rodea, los niños y jóvenes pueden elegir la banda sonora de sus películas favoritas para tocarlas y hacerlas así un poquito más suyas, además terminar con un concierto grupal es todo un subidón para empezar el resto del verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *