GODELLETA 6: PREPARANDO LA FIESTA FINAL

Parece mentira pero ya hemos llegado a la rectal final de FSO Summer Camp. Nuestros FSO campers tienen las emociones a flor de piel y es que, ¡no quieren que llegue el momento de las despedidas!

Por la mañana, como estaba nublado durante las primeras horas, los vientos salieron a dar clase al aire libre. A las cuerdas y a la percu les dio pelusilla y, después del almuerzo de media mañana, salieron todos juntos en grupo para disfrutar de la naturaleza y la música. Los pobres pianistas se quedaron dentro de la Casa Don Bosco; lo tenían más complicado para mover los pianos.

Los peques, tras las clases, pidieron aquagym a gritos, y a última hora de la mañana, Carles e Isa prepararon una nueva y divertida clase de gimnasia acuática. Mientras tanto, en nuestra sala de concierto, se dejaba todo a punto para el concierto del día 21 de julio.

ULTIMANDO LOS DETALLES DEL GRAN CONCIERTO DE CLAUSURA

Por la tarde, tuvimos el último ensayo orquestal con Bauti y los profes de FSO. Repasamos todas las piezas y, una vez más, nuestros FSO campers demostraron su buen hacer musical en un ensayo magnífico. Los peques, están emocionados porque en el ensayo matutino del sábado compartirán escenario con más músicos de ¡Film Symphony Orchestra!

Después de la merienda, comenzó el taller de manualidades para decorar los escenarios donde tendrá lugar la fiesta de clausura del sábado. Como verdaderos artistas, dibujaron y pintaron, de manera muy original, los nombres de todos y cada uno de los miembros de la familia FSO Summer Camp. Mientras ellos ultimaban los detalles decorativos, nuestros profes se daban un merecido remojón en la piscina.

LA NOCHE DE LOS OSCARS

Por la noche, tras las llamadas telefónicas a sus familiares, nuestros FSO Campers, tenían preparada “La noche de los Oscars”. Una divertida entrega de premios preparada por los monitores, donde todos los presentes recibieron un diploma con menciones personalizadas destacando las virtudes y mejores momentos en FSO Summer Camp. Y como en toda gran fiesta, no podría acabar sin una pista de baile donde sonaron grandes éxitos del pop y la música disco que nos hicieron mover las caderas desinhibidamente.

Hoy sí que han acabado muertos. Mañana tienen un ratito más de cama, y es que para el gran día deben estar descansados. ¡Va a ser muy emocionante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *