GODELLETA DÍA 2. ¡COMIENZA LA MAGIA!

Los nervios no nos dejan dormir

Como era previsible, nuestros FSO Campers lo dieron todo en su primera noche en FSO Summer Camp. Los nervios acumulados no les permitieron conciliar el sueño al acabar la velada nocturna del primer día. Además, tenían tantas ganas por empezar sus clases de música, que muchos de ellos madrugaron tanto que despertaron a todos los compañeros y ¡hasta a los profesores!

A las nueve menos veinte ya estaban despertando el cuerpo al aire libre con Carles e Isa y es que, en FSO Summer Camp somos conscientes de lo beneficioso que es el ejercicio físico. A primera hora de la mañana, nuestras conexiones neuronales despiertan para que nuestro aprendizaje sea más productivo.  

¡Nos visita la tele!

A las diez, comenzaron las clases y hoy, nuestros profesores y FSO Campers han tenido que hacer trabajo en tiempo récord. Teníamos que estar prevenidos para la visita de À punt Valencia, que retransmitió en directo la experiencia FSO Summer Camp en el programa El Matí À punt.

Se nota que los chicos y chicas tenían ganas de empezar a disfrutar de la música, porque han hecho un trabajo magistral. En tan solo una hora y media de clase, han trabajado una de las obras del programa en un seccional por familias de instrumentos para que todo quedara a pedir de boca para la televisión.

La magia invade el FSO Summer Camp

Como no podía ser de otra manera, llegó su merecido descanso, y en el tiempo de piscina de antes de comer, los monitores tenían preparada una adaptación de Quidditch. Esta vez las Nimbus 2000 de Gryffindor y Slytherin no volaban, ¡navegaban! El partido era acuático, con el calor que hacía, no podíamos desaprovechar nuestra piscina de agua salada.

Después de comer, muchos FSO Campers querían practicar con su instrumento, pero tras una noche tan movida lo mejor era descansar. Aún quedaban 2 horas y media de clase por la tarde y teníamos que estar frescos para dar todas las notas. La cuerda se juntó a media tarde para poner en común su trabajo y los instrumentistas de viento, como se lo sabían tan bien, se unieron a la percusión en nuestra sala de concierto. La verdad, es que todo fue de maravilla.

Por la tarde antes de ir a la piscina, dieron rienda suelta a su creatividad fabricando sus propias varitas mágicas. Quedaron todas muy chulas: coloridas, recargadas de ornamentos, sencillas… nuestros FSO Campers ¡son unos artistas!

El día se pasa volando en Godelleta

Después de un remojón y una sabrosa tortilla de patatas que prepararon las grandes cocineras de Casa Don Bosco, nuestros peques hablaron con sus familias. Lunes, miércoles y viernes son los días de contarles lo bien que se lo están pasando en FSO Summer Camp.

En la velada nocturna, los monitores habían preparado un Atrapa la Bandera en el que magos jugaban contra desertores. Ganó el equipo de los magos, aunque según nos han chivado, con un poco de trampas.

Después de este día, normal que cayeran rendidos a la cama. Ha sido un gran comienzo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *