MÚSICA, EL LENGUAJE UNIVERSAL (II)

Ya os adelantamos la semana pasada que tenemos tres artículos que hablan sobre la música y el lenguaje.

Desde pequeños, el aprendizaje comunicativo se centra esencialmente en la palabra escrita y la hablada, pero ¿y la comunicación no verbalCierto es que, el lenguaje gestual tiene escasa importancia educativa y si lo pensamos bien, es de vital importancia en el nuestro día a día.

EL LENGUAJE NO VERBAL EN LA VIDA COTIDIANA

Nuestra expresión facial, nuestra manera de andar, nuestra forma de mover los brazos y las manos… todo ello comunica y acompaña al lenguaje hablado. Más del 90% de lo que transmitimos en una conversación es comunicación no verbal y es cierto que, aunque lo realizamos normalmente de forma inconsciente, es algo que debemos tener buen dominio y conocimiento.

¿CÓMO PUEDE FAVORECER LA MÚSICA AL DESARROLLO DEL LENGUAJE NO VERBAL?

La comunicación que realizamos a través de nuestro cuerpo es el perfecto espejo de las emociones; la música expresa aquello que las palabras no pueden expresar – o al menos eso dice Víctor Hugo.-

Es por esta razón que la música, al igual que el lenguaje no verbal, es una herramienta perfecta para manifestar y/o enfatizar estados de ánimos y emociones.

Un ejemplo de cómo la música enfatiza el discurso en el lenguaje no verbal: El comienzo de la película UP

¡Esta escena emociona siempre! La música, su cadencia melódico-rítmica, ayuda a dar continuidad a la historia que nos cuentan sin utilizar una palabra.

Lo mismo pasa en escenas cotidianas de nuestro día a día. Como señalamos antes, utilizamos nuestro lenguaje no verbal continuamente pero no de forma consciente. Es fundamental entrenarlo. Trabajar la expresión corporal a través de la música, es la mejor forma de hacerlo.

¿CÓMO ENTRENAR EL LENGUAJE GESTUAL A TRAVÉS DE LA MÚSICA?

Relacionar cuerpo y música es innato. A cualquiera de nosotros se nos van los pies cuando escuchamos una melodía pegadiza. Además, los temas que escuchamos reflejan nuestro estado de ánimo; si pensamos en música vocal es más fácil de comprender, pero ¿puede la música instrumental trabajar las emociones y la expresión corporal?

¡Claro que sí! Tan solo tenéis que darle al play y dejaros llevar por lo que suena en vuestro reproductor.

Campamento de musica en la naturaleza

 

¿DENTRO DEL AULA, SE PUEDE TRABAJAR?

Dentro del aula, se debe trabajar. En edades tempranas, trabajar la expresión corporal en clases como estimulación musical, música y movimiento, etc. ayuda a crear un vínculo emocional y de expresión con la música, que favorecerá al niño en su comunicación con otros y, además, comenzará a desarrollar su musicalidad.

Cuando comenzamos a estudiar un instrumento, inconscientemente – al igual que ocurre con el lenguaje hablado – nos olvidamos de nuestro cuerpo y de aquello que queremos contar. Únicamente nos centrarnos en la técnica y en dar todas las notas que están escritas en la partitura, pero ¿no es la música un lenguaje? ¿que queremos contar,  si nos olvidamos de darle voz a una historia con nuestro instrumento y nuestro cuerpo?

Hay que involucrar el gesto y creer en lo que cuenta la música. Quizá es más sencillo si pensamos en la figura del director de orquesta. A través de sus gestos consigue que la orquesta cuente una historia y el público se emocione por ello.

Un músico debe hacer lo mismo: involucrar su gesto en su interpretación, así su mensaje será más creíble.

En FSO Summer Camp, mediante las actividades temáticas y las clases de instrumento, trabajamos la expresión corporal, así nuestros FSO Campers entrenan su lenguaje no verbal y lo pueden aplicar en su día a día.

¿No te lo crees? ¡Vente a FSO Summer Camp y compruébalo tu mismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *