ÚLTIMA NOCHE EN FSO SUMMER CAMP

Parece que fue ayer cuando llegamos a Casa Don Bosco. La realidad es que se han pasado los ocho días en un suspiro.

La mayoría de nuestros FSO Campers estaban sorprendidos que el tiempo haya pasado tan rápido; eso es buena señal. Es señal de que han disfrutado cada momento.

Hoy era el día de ultimar detalles. Ensayo general por la mañana, combinado con un poco de tiempo libre para desconectar.

Por la tarde, antes del ensayo de Singing in the FSO, los  FSO Campers nos preparaban una sorpresa.. Es su última noche y a nosotros también querían dejarnos un recuerdo imborrable.

Después de repasar el repertorio vocal todos juntos, una merienda para recargar las pilas y a l piscina ¡su penúltimo baño!

Tras la cena, tenían programadas las llamadas a las familias, pero lo cierto y verdad que casi ni se acuerdan; tenían muchas ganas de mover el esqueleto en la fiesta nocturna. No se lo tengáis en cuenta, os quieren con locura pero quieren disfrutar de su última noche juntos.

En la noche, después de un mini club de la comedia improvisado donde los FSO Campers nos contaban sus mejores chistes, nos saltamos la playlist de música de cine para bailar grandes éxitos del verano. Es un momento de encuentro, distendido y divertido, con sus profes y con sus monitoras.

Quedan horas para el gran concierto. ¿Dormirán o se desvelarán pasando sus últimas horas juntos? 

Mañana os lo contamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *