UNA CLAUSURA DE LO MÁS EMOCIONANTE

Los nueve días de FSO Summer Camp han pasado muy rápido. Después de clases diarias, ensayos orquestales, corales y intensa experiencia inmersiva de convivencia junto a la música y el cine, nuestros FSO Campers están preparados para mostrar su trabajo al mejor público posible: las familias. 

Llegó el gran día y como era de esperar los nervios florecían con el paso de las horas. FSO Campers, profesores y monitores ultimaban detalles para que estuviese todo a punto para la fiesta final.

Por la mañana, hicimos un último ensayo general de todo el repertorio. A primera hora, María José calentó las voces de los FSO Campers y repasó todo el repertorio de Singing in the FSO. Era un gran día, estrenábamos nueva iniciativa educativa dentro del proyecto FSO Summer Camp y queríamos que todo saliera a la perfección.

Después del bocadillo de media mañana – ya sabéis que en Godelleta nos han tratado muy bien y siempre teníamos el estómago lleno para rendir al 100% – nos fuimos al ensayo de FSO Junior. Todo apuntaba a que iba a ser un gran concierto.

Como consideramos que es muy importante desconectar para obtener los mejores resultados, nuestros FSO Campers se dieron el último baño del campamento. Se palpaba en el ambiente que no querían que esos momentos de diversión acabasen nunca.

Después de comer, ya estaba casi todo listo para dar la bienvenida a las familias. Se iban a llevar una sorpresa, porque ninguno se esperaba que el comienzo del concierto fuese así. Somos una familia, como los Von Trapp,y por eso hicimos ese guiño a Sonrisas y Lágrimas al salir al concierto para dar comienzo con Singin in the FSO.

Muchos padres y madres cantaban al tiempo que los FSO Campers y profesores. La próxima vez, ¡salid al escenario!

Constantino Martínez – Orts, director de Film Symphony Orchestra, hizo de maestro de ceremonias dando la bienvenida a las familias junto a la coordinadora, Juana García. La ilusión y el agradecimiento de las familias estaba latente en el ambiente y las caras de sorpresa de los padres pedían a gritos que diese comienzo el concierto de FSO Junior.

La música, dirigida por Bauti Carmena, comenzó a sonar en un ambiente natural. Un repertorio inesperado que mezclaba títulos de cine de distintas épocas y géneros se intercalaba con las anécdotas y explicaciones del director de FSO Junior, alabado por el público, compañero y FSO Campers.

West Side Story, Harry Potter, Hércules, El señor de los anillos, Eduardo Manostijeras, Charlie y la fábrica de chocolate, Star Wars y nuestro espectacular bis propio de FSO Junior, El libro de la Selva. Las familias quedaron boquiabiertas y emocionadas. ¡9 días para mostrar un trabajo brutal!

Dejamos un campamento atrás lleno de emociones en el que hemos vuelto a comprobar la generosidad y humildad de los más pequeños; en el que hemos disfrutado de un equipo de monitores sobresaliente y un equipo docente de excepción; en el que hemos corroborado que la música une.

¡Hasta pronto FSO Summer Camp!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *